¿Por qué pierde la izquierda en momento de crisis?

Uno piensa que en momentos de crisis como la que estamos viviendo actualmente, lo más lógico es que hubiera un vuelco a la izquierda. Así que no estaría de más que nos preguntaráramos qué es lo que está fallando.

Por un lado leo que desde IU por ejemplo no se está sabiendo llegar a la ciudadanía. Yo no tengo muy claro si poner esto en duda, la verdad.

En las generales pasadas, está claro que hubo un gran voto útil, al llamamiento del PSOE de ¡qué viene el coco (PP)!, lo cual, es cierto que daba mucho miedo. Lo que pasa es que la deriva que estaba tomando en ese momento el PSOE a mi me asustaba tanto o más que la del PP y por eso siempre pensé que mejor que mejor, si el PSOE tenía una corriente crítica de izquierdas, con solvencia en el parlamento. Pero el mensaje de que Aznar consiguió llegar a la moncloa, por fragmentar el voto, seguía en la mente de mucho votante de IU, así que todas esas “piedras” hicieron un camino directo al PSOE.

Para otra parte del electorado, o dejaron de votar, porque consideraban que no había mucha diferencia entre el PSOE o IU y decidieron que eso no era izquierda ni era “ná” y otros por la misma razón, decidieron que si eran lo mismo, casi mejor asegurar el voto/escaño, haciéndolo por el PSOE.

Y así estaban las cosas, con el PSOE a una deriva más derechista, el PP a la baja por las guerras internas, cuando el fantasma de la crisis dejó de ser fantasma para convertirse en algo real. En ese momento desde IU, se empieza a mandar el mensaje que “no somos igual al PSOE y mucho menos al PSOE actual. Que hay que recuperar el liderazgo. Que se nos tiene que oir con voz propia.

Y tras el ejemplo de las elecciones gallegas y vascas, el resultado es que IU se hunde más en su caida de votos y confianza del electorado. Por lo que empiezan a salir voces de que no sabemos llegar a la ciudadanía.

Mmmm…si y no. Creo que basarnos en el análisis de las elecciones gallegas y vascas es un error. Las gallegas, porque IU hace mucho que no tiene mucho peso específico allí (si lo ha tenido alguna vez)… y el bipartidismo se impone, a la par de que se sacrifacará ese voto en pos del PSOE o del BNG (dependiendo de la concienciación de izquierdas de cada uno)…

En las vascas. Gobernar desgasta. Si gobiernas con un partido de derechas, todavía desgasta más. Pero también creo que ha habido un voto útil a ¡qué viene el lobo! en este caso, los nacionalistas españoles.

Pero no era de esto de lo que yo quería escribir al empezar la entrada. Más bien, de si se nos ve o no se nos ve, de si sabemos llegar a la gente o no. Yo creo que si. Que la gente puede que no nos esté apoyando, pero que si nos está escuchando. Y eso les da miedo. Nuestra opción da miedo. Creo que si puede dar miedo en otros países, más en este, dónde seguimos respirando por la herida de la guerra civil.

Hay crisis. Y tenemos que defendernos. Pero en la conciencia de muchos todavía está la esperanza de “no tener que hacerlo”. Todavía no hay suficiente hambre. Todavía la desesperación no ha llegado a ese punto, dónde pasas de “proteger” tu casa, tu familia, tu trabajo para empezar a pensar que esta sociedad no es lo suficientemente justa, para todas las casas, todas las familias y todos los trabajadores. Y cómo no se ha traspasado esa línea, no hay la suficiente solidaridad, con los que ya lo están perdiendo, sea casa, sea trabajo. Sea los que no tienen ni lo uno ni lo otro. Así que ahí estamos, teniendo miedo de emprender el camino de la lucha social. Porque la lucha social no es fácil, porque comporta sacrificio personal o familiar. Y no van a dar el paso de forma voluntaria.

Va a ser la situación los que pongan al personal entre la espada y la pared. ¿Egoísta?, puede, si. Desde luego desde mi punto de vista, si no nos unimos, de poco sirven nuestras quejas en la barra del bar, la amargura ante una mesa que ya sólo tiene carne una vez a la semana y pensando qué, dentro de un mes, ni eso…

Así que… ¿nos están escuchando? si, pero tienen miedo. Tienen miedo a lo que representamos. Da igual que les razones que no habría que llegar a eso. Da igual que les razones que el resultado de esta situación, puede ser un cambio social importante que mejore la vida de todos. Nos tienen miedo porque piensan en “clave” personal y no sociedad.

Ante esta situación, creo que hay que seguir trabajando, creo que hay que escuchar mucho, razonar mucho. Que todo lo que se diga ahora, no caerá en saco roto. Pero creo que hay que seducir, no lanzar diatribas de “revolución” así sin más, sin “educar” en lo que consiste eso, porque entonces lo único que conseguiremos es que la gente salga despavorida, sin escucharnos.

Y habrá que estar al quite, de cuando se produzca ese cambio, de cuando “el individuo”, pase a ser “sociedad”. Ese será el momento. En ese momento es cuando se escuchará la voz de la izquierda.

Ahora, no llegamos, porque siguen pensando que la mejor vida, se la proporciona este sistema capitalista que hay instalado en todo el planeta. Y los sistemas, no sólo tardan en morir, sino que lo hacen dando coletazos.

Nos esperan momentos duros, nos esperan momentos en los que de forma inexplicable, se siga aportando dinero público a los neoliberales”al gran capital, porque pensamos que si se hunden ellos, nos hundimos con ellos. Lo que hay que conseguir, es que se sepa, que esto no es así. Que lo que tenemos es que organizarnos de otra forma a nivel economico-social.crisis-economica

Anuncios